El zoológico QuitoZoo

EL Zoológico de Quito no es como los viejos Zoológicos que daban pena visitar años atrás. Hace un par de semanas fuimos en familia a conocerlo y vimos como ya no hay tantas jaulas con rejas (excepto unas pocas) sino mas encierres abiertos con jardines, agua corriendo y un entorno mas amigable para los animales. Además los animales son la mayoría del país y provenientes de rescates o animales heredados del viejo zoológico del Colegio Militar Eloy Alfaro.

El bienestar animal en el Quito Zoo se rije a normas y estándares internacionales, establecidos por la World Association of Zoos and Aquariums, apoyan la conservación de animales con programas de investigación y su Fundación Zoológica mantiene varios programas que ayudan a preservar la fauna que todavía habita en nuestros maravillosos ecosistemas.

Queda a unos 45 minutos de Quito en carro, camino a Otavalo justo a la entrada a Guallyabamba. Puedes ir en bus desde la estación del Metrovia en la Ofelia y de ahí tomar los buses interprovinciales que te dejaran en la Panamericana Norte, donde puedes coger taxi o camioneta hacia el Zoológico. A la entrada del Quito Zoo también hay una cantidad de taxis disponibles para el regreso.

La entrada te cuesta $4.50 para adultos, $3.00 para niños, $3.50 para estudiantes con carnet y tercera edad paga $2.00. Menores de 3 años y discapacitados no pagan. Sus puertas abren Martes a Domingo, durante la semana de 8AM a 5PM, fines de semana y feriados de 9AM a 5PM.

 

 

 

Al entrar te darán un mapa, que te guiará. Aunque puedes desviarte y tomar una variedad de caminos si quieres.  Hay veces que vas con gente mayor o niños muy pequeños nunca llegas a ver las últimas secciones de pájaros porque son al final y ya están todos cansados de caminar. Así que lo hacemos nosotros al entrar es caminar hacia el final e ir viendo de regreso todas las secciones, una pequeña sugerencia.

En la primera sección a tu derecha encontraras un encierre con un jardín por dentro rodeado de agua que contiene a los monos ardilla del Oriente ecuatoriano, animales súper activos y juguetones que no están en peligro de extinción. También hay una guatusa, y si la encuentras, una ardilla. En seguida los pequeños se emocionan al ver a los monos saltar en sus juegos y sus hamacas.

 

En cambio al lado izquierdo de la entrada, están las tortugas de Galápagos y una inmensa y gigantesca replica de la Tortuga George que era la única de su especie hasta lo que sabemos ahora. Aquí pueden los enanos treparse a la gigantesca tortuga para la foto perfecta.

Por detrás de las tortugas te puedes perder, si no te das cuenta, del corral de los Tapir Amazónicos, especie amenazada del Oriente ecuatoriano, son inmensos, y pueden medir hasta 2 metros, parecen animales pre-históricos pero del tamaño de una vaca.

Si sigues el camino encontraras unos chanchitos sahinos, viejos primos de los cerdos domésticos que generalmente están revolcándose en el lodo y durmiendo unos juntos a otros. Nosotros tuvimos la suerte de ver a una mama con sus pequeños, y aunque no son los animales mas hermosos del mundo, te dan ternura de lo familares que son. Todo esto lo pueden observar los niños pequeños por medio de una ventana a su altura.

De ahí pasas por la sección de los tigrillos, si tienes suerte los veras y también el hermoso jaguar, los dos de pieles alucinantes pero en amenaza o vulnerables de estar en la lista roja de Ecuador y también los osos de anteojos en peligro de extinción.

Los monos, aunque en jaulas grandes siguen en jaulas, y aunque siempre son la atracción numero uno para los nenes, si dan tristeza de ver metidos allí, ojala eventualmente encuentren una mejor forma de tenerlos. Una que vas a poder ver es una Mona Araña grande del oriente y notaras que no tiene dedos pulgares pues no usan ese dedo al movilizarse por los árboles, además de los monos capuchinos y chorongos muy presenciales ellos, me hacen acuerdo a un gorilla pero en miniatura.

La mejor sección del QuitoZoo para los más pequeños es el área de animales de Granja donde te venden alfalfa y zanahorias para darles de comer a los caballos, burros, llamas, vacas, patos, cuyes, gallinas y conejos y ademas donde se pueden organizar fiestas de cumpleaños.

Mi secciones favoritas son la Casa de Animales Nocturnos, donde hay los Búhos que te quedan viendo como diciendo, “que me ves”, y el Aviario de varias especies de aves donde entras a la jaula con los pájaros volando alrededor tuyo y donde te dejan entrar solo en grupos. Un guía te informa y sugiere como no estresar a los pájaros y te explican interesantes detalles , como por ejemplo que la diferencia entre los loros y guacamayos es que los loros tienen plumas en su cabeza y los guacamayos no. Además hay patos, tucanes, etc.

Al final visitamos a las aves de raposa, y nos despedimos del hermoso Cóndor. Hay muchos animales más que ver, te recomiendo leer un poco acerca de los animales en la página web del Zoo, así sabrás datos interesantes que compartir con los niños antes de ir y buscaras los que mas te interesan.

Para comer el QuitoZoo tiene un patio con mesas de picnic donde puedes comprar o llevar tu propio lunch y sino, saliendo de Guallyabamba puedes encontrar bastante comida típica.

 

Fuentes: QuitoZoo

Kay Alred

Kay Alred

Kay Alred es Tecnóloga en Ingeniería de Sistemas con más de 10 años de experiencia en áreas de sistemas de Internet y bases de datos. Ella trabaja de Consultora para una compañía de esta rama, es esposa y mama de una nena y en su tiempo libre escribe y administra para el foro de mamas y bebes de Quito, Quitobebes.com.
Kay Alred

Últimos artículos de Kay Alred (ver todos)

Deja un comentario

Powered by sweetCaptcha


Quienes Somos

Somos Mamás de Quito, Ecuador, que en busca de tener un listado de todo lo relacionado con bebés en Quito decidimos hacer este blog para otras Mamás o Papás de Quito. ¡Ojalá encuentres lo que buscas, pon tus comentarios y recomiéndanos!

Subscribete a nuestro blog